viernes, enero 05, 2007

5.01.07

Por Luciana

Las lagunas que me quedaron de vos
entre piedras negras y sordas que te sepultaron
son los pedazos de espejo que aún te miran.

Nunca te tuve como un rodaje continuado.
Algunas palabras suaves como dardos en el aire,
cartas improvisadas antes del sueño,
una madrugada celeste como un niño enfermo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El segundo párrafo es muy superior al primero. El contraste entre 'suave' y 'dardo' ofrece un toque de perversión (específicamente: sadismo) que, francamente, es muy agradable.
Tu obsesión: el vínculo amoroso. O mejor: su cotideanidad.

Luciana dijo...

Pailos, le agradezco su comentario. A decir verdad, a mí también me gusta mucho más el segundo párrafo, aunque la opinión que recibí anteriormente a la suya era básicamente opuesta.

Como siempre, un placer leerlo (ya sea como escritor, ya sea como comentarista).

P.D.: Espero más de Ser padre hoy!

Anónimo dijo...

Limpieza de Empresas
limpiar casas
limpieza hogar
limpieza de comunidades
limpieza oficinas
Limpieza de obra
limpieza domicilio
limpieza de locales
limpieza de portales

masajes dijo...

No me había percatado de estas cosas! Gracias!! masajes

Carlos Escamilla dijo...

Perfecto!! Gracias por la INFO reformas